• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



(CNNExpansión.com) — Los siniestros de tránsito son una silenciosa pero continua fuga de recursos que se encuentra desatendida en la mayoría de las empresas y que afecta directamente su operación logística.

 


De acuerdo con las cifras más recientes del Centro Nacional de Prevención de Accidentes (Cenapra), en 2009 se registraron 4 millones de accidentes de tránsito que dejaron como saldo 750,000 hospitalizaciones y 24,000 muertos,con el agravante de que 70% de los fallecidos tenía entre 15 y 48 años, siendo aún económicamente activos.


El costo anual por los accidentes reportados equivale a entre 1 y 3% del Producto Interno Bruto de México (PIB). En 2009, fue mayor a 126,000 millones de pesos. De los 34 millones de vehículos que hay en México, aproximadamente 30% son flotillas comerciales, de servicio o distribución, que incluye todo tipo de unidades desde automóviles pequeños hasta pick ups y flotas de vehículos pesados.
En México, al igual que en otros países de América Latina, el costo promedio aceptado por accidente de vehículos pequeños, por ejemplo compañías farmacéuticas, es de 5,000 dólares e incluye penalizaciones, mantenimiento de inventario, costos de maquila, incapacidades, seguros, pérdida de productividad, demanda insatisfecha, costos de seguros, entre otros factores.


El 75% de los accidentes de vehículos pesados son en carretera, dice Fernando Cammarota, presidente del Centro de Prevención de Accidentes (Cepa Safe Drive) y de esos, 80% corresponde a volcaduras. "Cuando se produce el vuelco de un camión, el costo de accidentes de vehículos pesados se eleva a 60,000 dólares, en promedio, que incluye los costos que se asumen en flotas de carros, más el impacto ambiental", destaca.


Con relación al costo que implica en economías desarrolladas, resalta que prácticamente es el mismo. Incluso, en México y en la región llega a ser menor. "En Europa, por ejemplo, el costo es de 6,500 euros para vehículos y de 70,000 euros para camiones de carga, dependiendo si la carga es peligrosa como combustibles, explosivos o ácidos ya que ahí el costo aumenta porque el daño al medio ambiente también es enorme", señaló.


Sin embargo, reconoce que si bien el costo es más elevado en países desarrollados, sin lugar a dudas hay una menor incidencia. "Ello se debe a que cuentan con una cultura de la seguridad que está bastante más arraigada que en nuestros países; tanto en la región como en México se está trabajando bien, pero de manera más seria hace solo 3 o 4 años y lleva su tiempo".
Para que un país sea exitoso en materia de seguridad vial y de prevención de accidentes, primero debe tener una buena gestión, a nivel de Gobierno, de la seguridad vial. En segundo lugar tiene que haber una buena infraestructura de carreteras, puentes bien iluminados, buena señalización.
Tiene que haber vehículos seguros y, fundamentalmente, conductores conscientes que si no tienen a disposición los elementos como una buena infraestructura o un buen vehículo, por lo menos adapten su condición de conductor, que es el componente más importante, a la realidad.

 


 Foto | Lucy Nieto