• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



(autobodymagazine.com.mx Por: Gamaliel González ) — La prevención de los riesgos laborales se basa en el trabajador, la máquina y el entorno, similar a la prevención de los accidentes de tránsito en los que el factor humano, el vehículo y el entorno son los elementos sobre los que debemos de trabajar para la generación de una política de seguridad vial.

 Los accidentes de tránsito y sus enormes consecuencias humanas, sociales y económicas constituyen un problema de seguridad y salud pública, además de que no podemos olvidar los problemas sociales que estos ocasionan.

En sus estudios, Cesvi México ha detectado que el 90% de los accidentes viales son prevenibles por lo tanto los accidentes no son parte de la casualidad, sino que son evitables, y poco a poco estamos obteniendo resultados razonables para la prevención de estos.
 
La prevención de los riesgos laborales se basa en el trabajador, la máquina y el entorno, similar a la prevención de los accidentes de tránsito en los que el factor humano, el vehículo y el entorno son los elementos sobre los que debemos de trabajar para la generación de una política de seguridad vial.
 
Una política son aquellos preceptos mediante los cuales se determinan todas las decisiones administrativas y de operación, en forma tal que el progreso y desarrollo de la empresa sea dirigido con propiedad hacia los objetivos definidos. Implantar políticas de seguridad vial, es necesario considerar un enfoque coherente, global e integrado que tenga en cuenta las sinergias con todos los objetivos planteados.
 
Por lo tanto, la mejora de la seguridad en los desplazamientos relacionados con el trabajo constituye una línea de acción estratégica tanto de la política de seguridad vial como de la política de prevención de riesgos laborales, por lo que parece razonable incorporar la cultura de la seguridad vial a las empresas como una buena práctica en la política de prevención de riesgos.
Desarrollar la seguridad vial en el trabajo desde la prevención de riesgos, exige, además de la máxima colaboración entre todas las administraciones competentes, la participación de todos los sectores afectados: empresas, sindicatos, organismos técnicos especializados y los propios trabajadores.
 
Para el diseño de una política de seguridad vial es necesario tener en cuenta aspectos básicos como: vehículos seguros y medioambientalmente eficientes, formación y educación de los empleados, sistemas de gestión para la seguridad vial-laboral, objetivos a alcanzar, etc.

La Norma internacional ISO 39001 que surge en el año 2012, establece recomendaciones que debe tener una política de seguridad vial, dice lo siguiente:
 
Es importante que la alta dirección establezca una política que:
    •    Sea adecuada al propósito dela organización.
    •    Proporcione un marco de referencia para el establecimiento de los objetivos y metas de la seguridad vial.
    •    Incluya el requisito de cumplir los requisitos aplicables.
    •    Incluya el compromiso de mejora continua del sistema de gestión.
Es importante tomar en cuenta estas consideraciones para que se desarrolle e implemente una política que permita guiar a las organizaciones a reducir los accidentes de tránsito.

El costo real de los accidentes de tránsito para las empresas es superior a los que normalmente se tienen en reparaciones y pago de deducibles. Por lo tanto, es importante poner de manifiesto los beneficios que proporcionará la implementación de un sistema de gestión y una política de seguridad vial:

   •    Proporciona información para la toma de decisiones sobre las necesidades de formación de los conductores, la compra de vehículos y ayuda a identificar mejoras para mejorar la salud y seguridad de los trabajadores.
    •    Logra reducir los días perdidos por lesiones ocasionadas por accidentes viales.
    •    Reduce las cargas de trabajo administrativas (investigación y gestión).
    •    Reduce los tiempos empleados en la reorganización del trabajo.
    •    Impide las pérdidas de productividad y mejora las oportunidades de negocio.

Lo más importante, es una reducción en su riesgo de accidentes y de lesiones (sobre todo, lesiones graves).
 
Esto se traduce en una mejor actitud y compromiso hacia su trabajo y su empresa.
 
El éxito de una política de Seguridad Vial se basa en la participación activa de todos los implicados, dentro del ámbito de competencias que a cada uno de ellos se le asignen. Es fundamental que todos vivan la política cada día desde la alta dirección hasta todos los niveles en el escalafón de la empresa.
 
Una política de seguridad vial supone la necesidad de llegar a todo el personal implicado en las áreas que influyen en la seguridad vial a fin de que se genere una actuación integral que garantice asegurar la perspectiva multidisciplinar de la materia, impulsando la seguridad vial en la empresa garantizaremos la reducción de los accidentes viales.
 
Según estudios de una empresa de transporte de pasajeros en México, logró disminuir entre un 5 y 10 % su siniestralidad al implementar una política de seguridad vial, lo cual es muy bueno si se considera que sólo es una acción que guía a la organización.